You are viewing solutions for region: Spain
Atrás

Hay tres tipos principales de metales no ferrosos: aluminio, magnesio y cobre. Las piezas de fundición de aluminio se utilizan principalmente en el sector de automoción. Aunque las piezas de fundición de aluminio son más caras que las de fundición de hierro, el mercado plantea continuamente la exigencia de reducir el peso de los vehículos y aumentar el ahorro de combustible. Cuando las aleaciones de aluminio se funden, hay muchas posibles fuentes de defectos que pueden afectar a la calidad de la piezas de fundición como defectos de merma, porosidad provocada por el gas e inclusiones de óxido. El moldeado a presión es el proceso de fundición más utilizado para el aluminio, así como para la fundición de piezas de aleación de magnesio. Las piezas de fundición de aleación de magnesio se utilizan en aplicaciones aeroespaciales, de automoción y electrónicas. La principal ventaja que ofrecen es su reducido peso. La fundición de cobre y de aleaciones base cobre también presenta problemas especiales. El cobre fundido disuelve oxigeno e hidrógeno y, en el proceso de solidificación, esto puede provocar que se genere porosidad en la pieza.

Foseco suministra productos y equipos para evitar los defectos de fundición en cada uno de los tipos de metal no férreo.